Home >Documents >Documento completo (pdf 162 Kb.)

Documento completo (pdf 162 Kb.)

Date post:06-Jan-2017
Category:
View:217 times
Download:0 times
Share this document with a friend
Transcript:
  • SLO PARA PARTICIPANTES 4 de junio de 2001

    ORIGINAL: ESPAOLCEPALComisin Econmica para Amrica Latina y el CaribeIIDHInstituto Interamericano de Derechos Humanos

    Reunin de Expertas sobre Racismo y Gnero

    Santiago de Chile, 4 y 5 de junio de 2001

    DE FRENTE A LA IMPUNIDAD: La erradicacin de la discriminacinracial en el camino hacia las democracias pluriculturales y multietnicas

    Este documento constituye la versin final de una investigacin encomendada por elInstituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH) y el BID a Celina Romany. Lasopiniones expresadas en este documento, que no ha sido sometido a revisin editorial,son de la exclusiva responsabilidad el autor y pueden no coincidir con las de laOrganizacin.

  • 2

    De frente a la Impunidad: La erradicacin de la discriminacin racial

    en el camino hacia las democracias pluriculturales y multietnicas

    ndice

    Introduccin.2

    I. Las transiciones a la democracia.3

    II. La discriminacin contra los pueblos indgenas...5

    III. Las polticas indigenistas6

    IV. Indgenas: exclusin y marginacin..7

    V. Etnicidad y pobreza...12

    A) Guatemala.13

    B) Mxico15

    C) Per15

    D) Bolivia17

    VI. Algunas hiptesis.. 20

    VII. La cuestin de la tierra y el territorio..24

    a)La tierra..24

    b)Los territorios indgenas...25

    VIII. Los derechos culturales de los pueblos indgenas..31

    IX. El combate al racismo (I): el desarrollo indgena..36

    X. El combate al racismo (II): Las sociedades nacionales.43

    XI. La juridizacin de lo indgena.45

    XII. Notas..48

    I- Introduccin

  • 3

    La incorporacin plena de los grupos de afro-descendientes de Amrica Latina yel Caribe en la construccin de un estado pluricultural y multi-tnico, informado porprocesos de democracia participativa es una agenda que va de la mano de una visinexpansiva del andamiaje internacional de derechos humanos. Los ltimos deben serfacilitadores y agentes de cambio en el camino de la transformacin social que debepreceder la reestructuracin de un estado democrtico que incorpore desde su matriz unavisin de la ciudadana y de la participacin que cuestione modelos de igualdad formalinadecuados ante la diversidad y pluralidad de identidades. Los derechos humanos debenconstituirse en los fundamentos oficiales para polticas pblicas y legislacionesigualmente inapropiadas para enfrentar la discriminacin y la marginalizacin de laspoblaciones afro-latinas.

    Tomamos como punto de referencia la realidad de marginalidad y explotacin quesufren dichas poblaciones y se elabora, utilizando como mapa algunos de los temas de laConferencia Mundial sobre el Racismo, una crtica al marco sustantivo e implementadorde los derechos humanos con miras a la presentacin de sugerencias que aporten a unamejor utilizacin de dicho sistema. De ese modo pueden propiciarse las reformasnacionales y regionales necesarias fortalecedoras del camino de la transformacin social.Lo anterior no excluye la elaboracin de sugerencias en torno al diseo de polticaspblicas nacionales.

    Entre los puntos sobresalientes que nos orientan encontramos la necesidad desubrayar la interrelacin existente entre una visin de derechos humanos expansiva y laaspiracin de una democracia participativa y multicultural, en la cual los dilogosoficiales que sirven de base para la formulacin constitucional, legislativa y de polticaspblicas incluyan actores sociales cuyas voces se encuentran histricamente silenciadas.La necesidad de que los derechos humanos se conviertan en herramientas que alteran lasreglas de juego de dichos dilogos enmarca la visin de este escrito. Tal y como seconcluy en la reunin de los lderes afro-latinos celebrada en Costa Rica el pasadoSeptiembre, el avance en el fortalecimiento del reconocimiento a la diversidad, alpluralismo, a la reconceptualizacin y validez de la etnicidad y de la identidad nospermite identificar y respetar el rol de las identidades y de la diversidad tnico-cultural enel contexto de los derechos humanos.

    Abordaremos en primer lugar el marco de transicin hacia las democracias y elimpacto que ste tiene en el papel que jugarn los estados en prevenir, erradicar ysancionar el racismo y la discriminacin racial en nuestra regin. En segundo lugar,siguiendo el formato de los temas principales para la Conferencia Mundial contra elRacismo a celebrarse en Sudfrica el prximo ano, ofreceremos una visin panormicade la situacin que aqueja a los afro-descendientes y enfocaremos nuestra atencin en losltimos tres temas, a saber, las medidas de prevencin, educacin y proteccin destinadasa la erradicacin del racismo; los remedios, recursos y otras medidas a nivel nacional,regional e internacional; y las estrategias para lograr plena y efectiva igualdad,incluyendo la cooperacin internacional y el fortalecimiento de las Naciones Unidas yotros mecanismos para combatir la discriminacin racial y el racismo.

  • 4

    A nivel de los derechos humanos en el marco regional e internacional es precisosistematizar la aplicacin de los instrumentos aplicables existentes. En dicho contexto seabordan temas tales como la necesidad de una visin/interpretacin expansiva del temade la igualdad y la no-discriminacin en las Convenciones internacionales / regionales ynacionales aplicables; la incorporacin de frmulas que analicen el discrimen no solodesde una perspectiva comparativa con otros grupos, sino que permitan cuestionarpolticas/legislacin las cuales, a pesar que de su faz son neutrales, tienen un efecto y unimpacto discriminatorio. De igual modo abordaremos la necesidad de incorporar unanlisis que parta de una visin de identidades mltiples, de modo que lasmanifestaciones de la discriminacin cuando est presente la interseccin de raza ygnero pueda ser adecuadamente remediada y prevenida.

    II- Las Transiciones a la Democracia

    No cabe duda de la importancia del papel que desempearon los derechoshumanos en despejar los caminos de transicin hacia las democracias en Amrica Latinay el Caribe en las ltimas dcadas. Lo que con frecuencia pasa desapercibido, sinembargo, es la importancia del contexto histrico en delinear el nfasis e interpretacinque se le darn a dichos derechos. Un contexto de regmenes militares y autoritarios dictla agenda prioritaria y la hegemona que tendran los derechos civiles y polticos comofundacin para la reconstruccin poltica y que capturaron la atencin de dichosescenarios polticos. La urgencia dictaba la pauta y en el quehacer reconceptualizante delos nuevos gobiernos, se minimizaba la importancia de atender las carencias estructuralesque perpetuaban las agendas incompletas, as como las visiones parciales y truncas que lahegemona de los derechos civiles y polticos, interpretados limitadamente, traanconsigo. De ah que en la transicin a las libertades civiles y polticas bsicas que ocurrien nuestros pases, la fase instrumental obscureca el reconocimiento de unos ejes deopresin y marginacin no necesariamente redimibles por la reinstauracin yfortalecimiento de derechos civiles y polticos, interpretados tradicionalmente.

    El reconocimiento de un nuevo estado que estuviera a la altura de la aspiracinms profunda de igualdad debe lidiar con la diversidad, con una realidad de pluralidad deidentidades y narrativas que hasta el momento han sido silenciadas y que quedaronexcluidas de viejos y nuevos contratos sociales. La legitimidad de un estado que insisteen versiones de ciudadana cvica compartida por todos en un plano de racionalidad ydilogos racionales y que relega a los mundos privados e irracionales las ataduras de losindividuos a su identidad cultural o racial, debe ser cuestionada. Un estado que recluta ala asimilacin la identidad nacional como mecanismo que procura cohesionesciudadanas armadas sobre premisas y discursos que descansan en las visionesestereotipadas e inferiorizantes de la otredad, de lo diferente, le falla a las ms mnimasaspiraciones democrticas. La normalizacin de los valores dominantes mediante undiscurso de igualdad que se obtiene va la asimilacin, informa un andamiajegubernamental que dispensa derechos y polticas pblicas sobre esas bases.La igualdad, debidamente reconceptualizada, debe lidiar formalmente con la diferencia.En el Prembulo del Proyecto de Declaracin y Plan de Accin de la Conferencia

  • 5

    Regional de Santiago se reconoce la relacin ntima que existe entre el pluralismocultural, racial y tnico y la democracia. Se reafirma que:

    "la entidad de las Amricas no puede disociarse de su carcter multiracial,pluritnico, multicultural, multilingustico y pluralista, y que la ampliadiversidad de nuestras sociedades constituye un aporte a la convivenciahumana y a la construccin de culturas de respeto mutuo y de sistemaspolticos democrticos."

    El equipaje en el viaje de la transicin, debe presuponer un ataque a la legitimidadde dicho estado, debe contar con valijas cargadas de derechos humanos internacionales yregionales que propicien, desarrollen y fortalezcan el pluralismo y los dilogos que danvida a estados estructuralmente multiculturales.

    El papel que desempearn estos derechos humanos en la crtica a la democraciastruncas y en la reconstruccin de las mismas depender de una dosis adecuada tanto de lavisin utpica como de la reformista. Dichas visiones trazan mapas para la interpretacinexpansiva de los derechos humanos existentes. No puede concebirse un estadomulticultural que incorpore los espacios, la tolerancia y la solidaridad pluralista congarantas de derechos humanos que descansan en premisas histrico-especficas de unestado liberal que omite reconocer que la ciudadana poltica igualitaria se construy aexpensas de la supresin y marginacin coloniales y sobre unas bases de explotacineconmica racializada; que dicha ciudadana se basa

Click here to load reader

Reader Image
Embed Size (px)
Recommended