Home >News & Politics >De alta política sobre seguridad vial para decisores

De alta política sobre seguridad vial para decisores

Date post:18-Feb-2017
Category:
View:60 times
Download:2 times
Share this document with a friend
Transcript:

De alta poltica en seguridad vialpara decisores dominicanos.

Contenido:

- Seguridad vial en crisis- Estadsticas inconsistentes- Teora de la consustancialidad- Aspecto institucional- La seguridad vial se soporta en la ciencia y en la praxis- La seguridad vial como tema transversal- Seguridad Vial. Un tema de Estado- Poltica generadora de empleos- Acciones para salvar y proteger vidas- La seguridad vial en Repblica Dominicana como chichigua en banda- Cuidado con las Leyes nuevas en seguridad vial- Debilidades del sistema actual de seguridad vial- Herramientas de soporte de la Seguridad Vial- Poltica de desarrollo de la infraestructura vial en Repblica Dominicana. Competitividad turstica y seguridad vial- Asumir la Seguridad Vial como Objetivo Pas.- Factores de riesgo- Un nuevo y no tan extrao factor de riesgo- Que hacer en Repblica Dominicana?- Proyecto del INTRANT contraviene organismos especializados en Seguridad Vial- La seguridad vial es mucho ms compleja- El sector ms vulnerable- Incongruencias en el sistema de seguridad vial- La seguridad vial en el sentido tico. - La seguridad vial en el Plan Mundial de Desarrollo Sostenible- A dnde van las recaudaciones fiscales de trnsito?- Plan Mundial para la Seguridad Vial- Primera evaluacin del Decenio para la seguridad vial- Segunda evaluacin del Decenio para la seguridad vial- REFLEXIN FINAL- MITOS

De alta poltica en seguridad vial para decisores dominicanos.

Seguridad vial en crisis

La mitigacin o erradicacin de los efectos dainos productos de malas polticas pblicas del desplazamiento humano es un proceso continuo que depende sobre todo de la voluntad poltica que integre los diversos sectores nacionales.

Los partidos polticos es obvio que en la Repblica Dominicana influyen en las decisiones ms dominantes y determinantes que tienen que ver con el desarrollo de nuestra sociedad reflejado en las Cmaras Legislativas.

El proceso al que hicimos alusin en el primer prrafo se denomina seguridad vial, el cual puede ser implementado para lograr los objetivos, segn las buenas prcticas en otras latitudes, solamente si es sostenible y sustentable, esto es, sea un tema de ESTADO.

Tambin los estudios conocidos, revelan que no solo es rentable polticamente a los lderes que la promueven, sino que es rentable en lo econmico, por cuanto se dice que por cada dlar invertido en la prevencin de los siniestros viales se estara ahorrando 25 dlares por cada vctima bajo el criterio anterior.

Las investigaciones ms recientes nos dicen que entre el 3% y el 4% del PIB de un pas se gastan en estos menesteres de siniestralidad en las vas.

Los costos en vidas, bienes, servicios, en salud y en daos ambientales son incuantificables por el momento, pese a que FundaReD y CNSS con informaciones primarias estiman costes entre 2.21% y 4% del PIB, en tanto, la OMS advierte que algunas naciones alcanzan el 5% de su PIB, lo cual hace pensar en el gran costo social que se est acumulando en el Estado.

El Presupuesto General del Estado para el 2016 aprobado por las Cmaras Legislativas ascendi a 663 mil 558 millones de pesos basado en un PIB de cerca de 69 mil millones de dlares para una tada de cambio promedio de 47.21 y que entendemos, no incluye partidas en materia de seguridad vial.

Ha de inferirse entonces, que los gastos por inseguridad viaria alcanzaran un den superior a los 130 mil millones de pesos dominicanos el prximo ao.

Se trata de una cifra para poner a pensar a cualquier persona que con un mnimo de conciencia social acerca de la problemtica lo mueva a reflexin. Si ejerce la poltica con mayor razn al vincular el tema al desarrollo sostenible que demandamos.

Los diagnsticos refieren al pas como de alto riesgo en el trnsito comparable con los peores a nivel global. Los nmeros de vctimas inaceptables del subregistro de AMET superan las 12,000 personas al ao, situacin inevitable pese a las atenciones del Nuevo Sistema 9-1-1 que funciona en el Gran Santo Domingo nada ms, significando que solo hasta el momento el plan est diseado para el 51% de los lesionados generados por esta causa en todo el territorio nacional y que por cierto acta despes de materializado el hecho trgico.

Polticas oficiales serias de contiengencia preventiva deben desarrollarse para enfrentar los ndices de siniestralidad que se estiman en la Repblica Dominicana tomando en cuenta que sin un organismo rector nico responsable de su diseo y ejecutoria esto jamas sera posible lograr exitosamente.

Las cifras de los indicadores y el crecimiento de la poblacin, el parque vehicular, la red viaria rpida y el espacio urbano, son componentes que acompaado con el mal corportamiento de los usuarios ponen en crisis la seguridad vial en la Repblica Dominicana, amn del colapso de la ciudad por el caos en el sistema de transporte y el trnsito, y el sistema de autoridad vigente.

Estadsticas inconsistentes

La falta de un organismo que haga acopio de los registros de casos y vctimas por siniestros de trnsito hacen que las estadsticas con que contamos sea deficiente y no fiable.

Consecuentemente, las decisiones basadas en estos datos se alejan de la verdad y de lo cientfico, ya que son de subregistros que no comtemplan las fatalidades por la misma causa despus de la tragedia, incluso los que mueren en el trayecto hacia el centro de atencin.

Esta debilidad en el sistema actual en la Repblica Dominicana solo puede ser corregida con la creacin por ley de un Observatorio de Datos sobre Seguridad Vial manejado por el rgano Rector de la Seguridad Vial, no por otra institucin parte del problema para que los datos no puedan ser manipulables. Ya que se trata de un proceso dinmico y permanente respaldado por un modelo de seguimiento de la estratega adoptada y sustentada por un programa presupuestario riguroso.

Este mismo proceso no vasta sustentarlo econmicamente, sino tambien fortalececer esta base de sustentacin con elementos que no son tan tangibles. Me refiero a aspectos morales y ticos, tanto para el manejo administrativo como lo que representa y significa la vida del ser humano propiamente expuesta a graves peligros y riesgos en las vas pblicas.

De forma que tendramos serias debilidades en los resultados por no tomar en cuenta estimaciones de la mortalidad por desplazamiento:

a) Una tasa de mortalidad por el subregistro de Amet que es la conocida. Sin sumar:

b) Una tasa de mortalidad por deficiencia en la conciliacin con otros organismos

c) Una tasa de mortalidad por debilidad en el asentamiento de las informaciones.

Y, d) Una tasa de mortalidad por los decesos despus del incidente hasta los 30 das posteriores.

Teora de la consustancialidad

Hemos planteado una teora que pudiera explicar mejor como fundamento para el entendimiento de la seguridad vial como poltica pblica.

Para nadie es un secreto que la actividad de desplazarse del ser humano es una necesidad para su desarrollo. De igual menera las sociedades as lo conciben en el orden jurdico para el desenvolvimiento cultural, comercial, econmico, educativo y social.

La seguridad en el desplazamiento por tierra ocupa un espacio en la agenda poltica, de forma especial en las ltimas dcadas en los gibiernos con instituciones organizadas.

Los medios a utlizarse y el marco legal que permite movilizarse el ser humano han sido objetos de fuertes debates. Transitar es un derecho fundamental, no obstante debe ser regulado, bajo normativas claras.

El transporte, el trnsito y la movilidad han de entenderse como actividades consustanciales por tener elementos comunes para darse, a saber: El ser humano, la va terrestre, el medio de transporte, el medioambiente y el sistema de autoridad.

La ineficiencia en las polticas pblicas para el manejo de estos temas lo hacen convertirse en factores de riesgo que generan la Inseguridad en la circulacin.

Las medidas estratgicas implementadas para revertir estos factores de riesgo son llamadas Seguridad Vial. Pero para que sta sea eficiente y eficaz, dichas iniciativas deben ser sostenibles como poltica de Estado. Para tal efecto, con la voluntad poltica y la participacin integral de los diversos actores de la sociedad solo puede hacer posible lograr avances sustanciales.

Aspecto institucional

La crisis mundial de la seguridad vial fue evidenciada en un Informe publicado por la OMS y el Banco Mundial en el 2004, anteriormente reconocida esta crisis por Naciones Unidas mediante Resolucin en Asamblea General 57/309, del 22 de mayo de 2003. Para despus proclamar el mejoramiento de la misma, tambin por Resolucin 60/5 del 1 de diciembre de 2005.

El informe recomienda la creacin de un organismo rector de la seguridad vial por pas Parte de Naciones Unidas, habriendo alternativas que ha generado el debate de dos corrientes de pensamiento. Uno, de que el gano rector tenga autonoma y el otro, que sea el tema manejado de acuerdo a las condiciones nacionales existentes por una institucin burocraticamente posible.

Por aos ha prevalecido la segunda modalidad sin que los resultados hallan sido favorables. Razn por la cual, paulatinamente la primera opcin esta siendo mejor valorada y considerada en la actualidad por los resultados conocidos, gracias a los intercambios de conociientos y la globalizacin de las informaciones.

El ltimo caso es el de Colombia que preserv un modelo que calificamos de fallido porque ha tenido que promulgar una nueva ley para crear un ente regulador independiente y sus fondos de financiamiento bien identificados para que no sean utilizados en otras prioridades.

Por otro lado, condiciones muy especficas son sealadas para que pueda funcionar una institucin de seguridad vial con las siguientes caactersticas:

a) Tener autonoma financiera, ad

Click here to load reader

Reader Image
Embed Size (px)
Recommended